Menu
30.06.2020

¿Qué es el autoconsumo eléctrico?

¿Qué es el autoconsumo eléctrico?

Definimos el autoconsumo eléctrico como la utilización de la energía producida por una instalación renovable (fotovoltaica, eólica,...) con la finalidad del consumo propio. Durante el año 2019 el autoconsumo energético fotovoltaico experimentó un extraordinario estímulo en España después de que se legalizara el RD 244/2019, el cual reglamentaba los términos del sector incluyendo utilidades e innovaciones al desarrollarlo.

La ley de autoconsumo eléctrico decreta principalmente dos modelos de autoconsumo: conectado a la red (autoconsumo con sobrantes) o sin vertido (autoconsumo excluido).

Autoconsumo eléctrico conectado a la red eléctrica

Autoconsumo con excedentes acogidos a compensación: permiten traspasar la energía en el pool o equilibrar todos los meses los sobrantes (instalaciones menores de 100 kWh) a través de la estimación de la energía horaria excedente (denominada compensación simplificada). En el recibo eléctrico de ese periodo se reflejarà está remuneración.

Autoconsumo con excedentes no acogidos a compensación: tienen la obligación de vender los sobrantes en el mercado. Esta variante puede traspasar todos los sobrantes sin limitación todos los meses. Eso sí, está implícito asociarse como generador de energía y responsabilizarse de la gestión fiscal y administrativa.

Autoconsumo eléctrico no conectado a la red eléctrica

Autoconsumo aislado: instalaciones sin conexión a la red eléctrica. Es preciso la instalación de un kit de inyección cero con la finalidad de eludir el volcado a la red. Se logra la autosuficiencia energética gracias a este tipo de instalaciones y con la ayuda de métodos de acumulación (baterías o acumuladores solares). Este prototipo de autoconsumo es frecuente en emplazamientos lejanos donde es complicado hacer llegar líneas eléctricas.

Cómo lograr el autoconsumo eléctrico.

Previamente al comienzo de instalar los placas solares fotovoltaicos se necesita efectuar un estudio preliminar con el fin de analizar la idoneidad del proyecto. Unas casas son diferentes a otras y las peculiaridades de cada una, supeditan las características de los paneles solares.

¿Qué requiere la instalación?

Principalmente para efectuar una instalación fotovoltaica es tener el sitio adecuado, o sea, que el tejado de nuestra casa esté disponible.

Existen dos alternativas para efectuar la instalación: una sería contratar a una empresa especialista instalando equipos de acopio, almacenaje y suministro de energía solar y otra elaborarla tú propiamente (autoinstalación). En los dos supuestos hará falta efectuar una inversión al principio, unos 10.000 euros que estará supeditado a las medidas que tenga.

El importe de la instalación desde la nueva normativa en 2018, ha decrecido en torno a un 75% y el periodo durante el que se amortiza también ha disminuido a la mitad, 7 años. Cuando hayan pasado 7 años, la electricidad será gratuita (los paneles solares poseen 25 años de actividad útil, lo cual puede significar economizar más de 3.000 euros).

Dejar un mensaje