Menu
Confianza Online
0 0,00 €
19.04.2015

¿Cómo funcionan las baterías de plomo ácido?

¿Cómo funcionan las baterías de plomo ácido?

El funcionamiento de las baterías está basado en la pila electroquímica. Existen dos electrodos, uno positivo y otro negativo, que al conectarlos formando un circuito cerrado, generan una corriente eléctrica, es decir, los electrones fluyen de manera espontánea de un electrodo a otro. Las baterías están formadas por varios pares de electrodos que se sitúan en compartimentos independientes llamados celdas. En las celdas los electrodos están sumergidos en una disolución que recibe el nombre de electrolito.

En las baterías de plomo acido, el electrodo positivo se compone de una placa de plomo recubierta por óxido de plomo (II), PbO2, y el electrodo negativo por plomo esponjoso. Reciben el nombre de baterías de plomo "ácido" porque utilizan como electrolito una disolución de ácido sulfúrico.

Si colocamos las celdas en serie, alternando positivo y negativo, podremos sumar las tensiones de cada una de ellas, y finalmente obtener un voltaje más alto (6 V, 12 V, 24 V,...). Si por el contrario, colocamos las celdas en paralelo, positivos al lado de positivos, y negativos al lado de negativos, conseguiremos aumentar la intensidad de la batería.

Cuando la batería está completamente descargada, digamos que los electrodos "se han descompuesto", ha cambiado su naturaleza. Para volver al estado inicial, proporcionamos energía eléctrica a la batería, la cargamos, haciendo que la corriente circule en el sentido contrario al habitual, "recomponiendo" esos electrodos. Así, una vez vuelto al estado inicial, la batería puede seguir proporcionando electricidad gracias a ese movimiento espontáneo de los electrones.

Aparte de su uso en automóviles, las baterías de plomo ácido son muy utilizadas en instalaciones fotovoltaicas para almacenar energía en instalaciones que requieren de baterías, como las instalaciones solares aisladas

Ver baterías de plomo ácido

Dejar un mensaje