Menu
17.08.2021

¿Qué es un vatímetro?

¿Qué es un vatímetro?

El vatímetro es un dispositivo calibrado que se instala en las instalaciones solares conectadas a la red, es decir, en aquellos sistemas fotovoltaicos en las que la vivienda además de obtener energía mediante los paneles solares también está conectada a la red eléctrica y puede interactuar con ella.

Por lo general tiene un formato más o menos estandarizado, preparado para ser ubicado sobre un carril DIN junto con las protecciones de los cuadros eléctricos, que es donde se debe instalar. Suele disponer de una entrada y una salida por fase y una toma para el neutro. Por otro lado, incorpora más conexiones, que son de datos, y es por donde se comunica con el inversor. Los hay de distintos tipos: con pantalla, sin pantalla, monofásicos, trifásicos, con la posibilidad de configurar parámetros mediante botonera o DIPS, con servidor web incorporado y conectividad a la red de área local, con medición directa o indirecta mediante sensores toroidales, y por supuesto multitud de marcas y variantes de modelos aparentemente similares.

Función del vatímetro

La función principal del vatímetro es la de medir a cada instante la cantidad de energía que requiere la instalación eléctrica sobre la que instalamos el sistema solar. Por lo general, también realizan las lecturas del voltaje, la frecuencia y más información que ofrece la red eléctrica. El objetivo es comunicarle esta información al inversor que se encarga de gestionar la energía que producen los paneles en función de la configuración que tengamos. En un sistema de conexión a red es muy posible que la capacidad de producción de los paneles sea superior al consumo en algún momento, por lo que básicamente tenemos 2 posibilidades:

- Si nos acogemos a la posibilidad de verter el excedente de producción solar, gracias al vatímetro podremos saber directamente sobre el propio entorno de monitorización del inversor, la proporción de autoconsumo para cada instante de tiempo, lo que vertemos a la red, y en definitiva el rendimiento global de la instalación.

- Si por el contrario decidimos no verter los excedentes de producción, gracias a las lecturas del vatímetro, el inversor sabe de los requerimientos de energía en cada instante y se asegura de que no se inyecte sobre la red la energía que el inversor es capaz de generar pero que no se está utilizando.

- Si el sistema dispone de baterías para autoconsumo en las que se guarda el excedente de producción solar, tenemos la misma situación anterior una vez las baterías ya están llenas y hay más capacidad de producción que de consumo.

Por todo esto es muy importante saber qué tipo de inversores utilizamos para cada necesidad. Con la creciente fama de algunos inversores híbridos de aislada, en ocasiones se utilizan conectados a la red. Lo que ocurre es que no están sujetos a la misma normativa y no incorporan vatímetro de medición, ya que su única interacción con la red es consumir de ella y no pueden inyectar los excedentes de producción.

Es muy importante saber que la legislación es diferente en cada país sobre el vertido a red. En España, para realizar el vertido a la red eléctrica, es necesario realizar con anterioridad los trámites burocráticos que establece el Real Decreto, entre los que se establece que la instalación debe haber sido realizada por un equipo de instaladores autorizados y cumplimentar una serie de formularios, que son distintos para cada comunidad autónoma.

En este mismo sentido, los vatímetros son dispositivos sensibles, que en ocasiones requieren de una configuración especial, por eso es importante que la instalación la realice un profesional experto en la materia. Además, el uso del vatímetro no exime de instalar las protecciones eléctricas necesarias que se requieren para que la instalación se ajuste a la normativa actual.

Por lo general no tiene sentido adquirir el vatímetro por separado del inversor, y aunque puede haber multitud de vatímetros compatibles, el propio fabricante pone a disposición los modelos que funcionan correctamente con sus inversores. Es importante también conocer las características de su instalación eléctrica, sobretodo en sistemas de elevada potencia ya que puede que la acometida sea de una sección elevada y para ello tenemos la posibilidad de usar vatímetros de medición indirecta. Estos utilizan sensores toroidales para evitar tener que hacer modificaciones con el cableado y porque con un vatímetro de un tamaño moderado podremos hacer la medición de una red con un cableado de mucha sección. Del mismo modo hay que tener en cuenta que la distancia entre el vatímetro y el inversor no puede ser excesiva ya que se debe asegurar la comunicación entre ambos. Con algunos fabricantes, el vatímetro precisa de una red de datos sobre la que también tiene que estar instalado el inversor y se comunica con el mismo mediante esa red, por lo que debe existir en la ubicación de instalación o bien crearla para tal efecto.

Recuerde que puede contactarnos sin ningún compromiso si tiene cualquier duda Le asesoraremos sin compromiso sobre los productos que mejor se adapten a sus necesidades. En nuestra web podrá encontrar kits de conexión a red, con vatímetro incluido.

Dejar un mensaje