Menu
0 0,00 €
05.01.2021

Autoabastecimiento con energía solar

Autoabastecimiento con energía solar

Si realizamos una comparativa sobre la influencia de las energías renovables en la Unión Europea, podemos comprobar como ha ido aumentando notablemente desde el año 2004 hasta el año 2018. Reflejado en datos, hablamos de un peso del 9’6% de las energías renovables en 2004, respecto a un peso del 18’9% del total del consumo bruto que se alcanzó en el 2018. Por una parte, uno de los objetivos que se ha impuesto la Unión Europea, es incrementar la cifra hasta un 30%, dejando de margen hasta el año 2030. Por otra parte, y por si no fuera suficiente, a través del denominado Pacto Verde Europeo, se tratará de encaminar los esfuerzos para conseguir que la Unión Europea se convierta en una Unión climáticamente neutra. Se calcula que el objetivo se alcanzará en el año 2050. En especial, el Pacto Verde Europeo tratará de situar las emisiones totales de Gases de Efecto Invernadero (tanto las emisiones asociadas a los consumos energéticos como las que no lo están) por debajo de las emisiones que absorben los sumideros de carbono. En particular, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE, organismo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico), nos da a conocer que en el año 2019 la energía solar representó un 3’5% de la energía total generada en España, y un 6’5% durante el año siguiente; una cifra que se espera que prosiga creciendo durante los años venideros.

En la coyuntura actual, España se encuentra en la décima posición en el ranking de países generadores de energía solar. Dicha posición sitúa a España por detrás de países como Alemania, Reino Unido o Italia, lo cual genera un gran abanico de posibilidades para continuar fomentando este tipo de energía renovable. Y, a pesar de que los datos macro puedan, aparentemente, proporcionarnos una buena visión de conjunto, debemos centrar los esfuerzos en promover una aplicación particular de dicha energía renovable, es decir, potenciar el autoconsumo.

Perspectivas económicas y prácticas

Las herramientas tecnológicas destinadas al aprovechamiento de la radiación solar han sido objeto de un apreciable progreso y evolución durante los últimos años. Así pues, la instalación de paneles solares fotovoltaicos destinados al autoconsumo se ha transformado en un proceso mucho más sencillo de lo que solíamos pensar. En términos generales, las ventajas de dicha instalación son indudables: mayor independencia de las modificaciones en las tarifas eléctricas, ahorro en la factura de la luz y el empleo de una fuente de energía limpia y 100% renovable.

A la hora de decidirse por el autoconsumo, para muchas personas, se torna notablemente determinante la reducción de costes, en otras palabras, el ahorro. Por este motivo, el consumo propio resulta la opción más apropiada, sobretodo en aquellos casos en los que se da cierta vulnerabilidad y pobreza energética. Así pues, en estas situaciones, es posible aprovecharse de una alternativa al suministro energético convencional y beneficiarse de la reducción de costes en la factura de la luz. Recalcar, que los gastos en el mantenimiento de la instalación solar fotovoltaica se han ido atenuando poco a poco, y actualmente decantarse por el autoconsumo resulta más económico y sencillo. Mencionar que, en última instancia, las desgravaciones existentes para la energías limpias y 100% renovables nos posibilitan acceder a beneficios fiscales.

Los objetivos del plan

Basándonos en lo que dictamina el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, las energías limpias y 100% renovables en España deberían alcanzar una penetración del 74% en el año 2030. Pese a que la energía solar no es sino una de las alternativas disponibles para lograr dicho objetivo, hay otras opciones: la energía eólica, la biomasa o la geotérmica.

El sector que implica a todas las energías renovables siempre ha considerado a España como uno de sus países más sobresalientes. Por otra parte, el impulso del IDAE para la potenciación del consumo propio es determinante para aumentar la participación y la dedicación de la ciudadanía, y hacerla cómplice de sus rendimientos de manera tangible e inminente. Asimismo, trata de impulsar el empleo y la actividad económica en el sector de la energía solar. El principal objetivo se centra en que en el año 2030 se haya logrado reproducir y duplicar el consumo de energías renovables, y que, además, hacia el año 2050 se haya alcanzado una transformación total hacia este modelo.

Dejar un mensaje