Menu
Confianza Online
0 0,00 €
16.06.2020

Cálculo autoconsumo

Cálculo autoconsumo

Qué es el autoconsumo

Se entiende por autoconsumo a la autosuficiencia energética gracias a la producción de energía que pueden ofrecer los paneles solares u otros dispositivos para satisfacer los consumos energéticos de la vivienda en la que están instalados.

Qué es el porcentaje de autoconsumo

El porcentaje de autoconsumo es una cifra que indica que cantidad de energía sobre el total que se precisa o consume, corresponde a la producida por los paneles solares. Es decir, sobre el total de energía que consumimos en un espacio de tiempo, cuanta ha sido generada desde los paneles solares y ha sido aprovechada por la vivienda.

Teniendo en cuenta que las horas solares responden a una curva en forma de campana de Gaus, los consumos de la vivienda deberán tener al menos el mismo recorrido.

¿Qué significa un 0% de autoconsumo?

Una vivienda sin un kit solar fotovoltaico toma toda la energía necesaria de la red eléctrica, por lo tanto no existe autoconsumo, o lo que es lo mismo su autoconsumo será un 0%.

Gráfico con autosuficiencia del 22%

En este caso podemos ver un sistema solar en un día de muy mal tiempo, donde la capacidad de generación solar apenas ha cubierto el 22% del consumo de ese día)

¿Qué significa un 100% de autoconsumo?

Una vivienda con un kit solar que toda la energía que requiere la toma del sistema solar fotovoltaico, de forma que el autoconsumo de la vivienda será el 100%. Esto ocurre siempre en las instalaciones aisladas puras que no tienen conexión a la red eléctrica, por lo que toda la energía consumida es energía generada por el sistema fotovoltaico. También se puede llegar a esta cifra en instalaciones conectadas a la red en la que ésta únicamente actúa como respaldo de emergencia. Para casos puntuales de baja producción o agotamiento de la energía almacenada en baterías, la red cubre los consumos en estas condiciones y no se sufre ningún corte en el suministro. En este caso el porcentaje de autoconsumo será muy cercano al 100%.

Gráfica con autosuficiencia del 79%

En este caso tenemos una producción que se ajusta bastante al patrón de consumo, aún incluyendo el consumo nocturno, la autosuficiencia es cercana al 80% por lo que la mayor parte de la energía consumida ese día, ha salido de lo generado por los paneles.

¿Cómo puedo saber el porcentaje de autoconsumo de mi casa?

Cuando se tiene una instalación solar fotovoltaica en casa y esta cuenta con monitorización se tiene acceso al porcentaje real de autoconsumo que tiene la instalación. El inversor, a través de una pinza de medición o un vatímetro registra la demanda de consumo total de la vivienda para cada instante. El propio inversor controla la producción solar y elabora una curva de autoconsumo para cada instante.

Este porcentaje está en función del sistema solar y de los consumos de la vivienda. Para que sea máximo lo ideal sería que la potencia instalada se ajustara a los consumos estimados. Así el plazo de amortización será el más breve posible junto con la mayor reducción de facturación a la compañía de electricidad.

Para conocer de antemano este porcentaje antes de realizar la instalación se debe tener en cuenta los consumos habituales de la vivienda, las horas en los que se dan estos consumos y la producción de las placas solares en sus horas pico, así estimaremos el porcentaje de autoconsumo que tendrá la vivienda.

Cabe destacar que las horas solares varían de verano a invierno, de forma que el porcentaje puede variar a lo largo del año, lo mismo ocurre si varían las rutinas de la vivienda pues recordemos que para aprovechar la producción del sistema solar, se debe aprovechar la producción de los paneles solares y esto. Todo esto sin importar que por causas varias se tome también energía de la red eléctrica para cubrir con todas necesidades energéticas de la vivienda en cualquier momento del día y sin importar que los paneles estén recibiendo o no radiación solar.

Lo habitual para instalaciones de conexión a red sin acumulación es disfrutar de entre un 40 y un 70% de autoconsumo. Hay que tener en cuenta que, a no ser que tengamos un sistema solar muy infra-dimensionado a nuestro consumo, habrá muchos momentos del día en los que la capacidad de generación de energía por parte de los paneles será superior, por lo que hay que ser realista. En el momento de elegir qué sistema solar de autoconsumo nos interesa más hay que tener presente lo siguiente:

Coste mensual de la energía eléctrica: Si con frecuencia se pagan facturas mensuales inferiores a 50€, el plazo de amortización de una instalación solar es más largo, ya que la capacidad de ahorro de un kit solar no se repercute significativamente en las facturas comparado con lo que cuesta el kit en sí.

Consumo en horas de producción solar: es muy importante porque si nuestro mayor porcentaje de consumo tiene lugar fuera de horas de producción, lo más interesante para ahorrar es tener una tarifa de discriminación horaria. En cambio, si al menos la mitad de la energía se distribuye equitativamente, podremos ahorrar mucho con una instalación de autoconsumo además de la propia tarifa con discriminación horaria.

Presupuesto de la instalación solar: en alguna ocasión disponer de batería en un sistema de autoconsumo conectado a red puede ser interesante, pero hay que tener muy presente que suele ser una gran inversión. Tanto que puede alargar el plazo de amortización hasta el punto de no resultar rentable. Para ello pueden resultar muy interesantes los sistemas de acumulación modulares que podemos ir ampliando poco a poco.

Espacio disponible: aunque parezca una condición absurda, no siempre se dispone del suficiente espacio para instalar toda la potencia solar que se necesitaría. Aún con la mayor eficiencia de los paneles solares de última generación puede que no podamos producir lo suficiente. Si instalamos un sistema por debajo de nuestras necesidades también es una estupenda opción puesto que el kit solar trabajará al máximo de su capacidad, ahorraremos y no se desperdiciará nada de lo que el kit es capaz de aportar, lo que implicará el plazo de amortización más breve posible.

Dejar un mensaje