Menu
10.05.2019

El pasado martes el mercado eléctrico marcó un récord de 11.498 euros MWh

El pasado martes el mercado eléctrico marcó un récord de 11.498 euros MWh

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha iniciado las actuaciones para conocer los motivos de la fuerte subida que se produjo la noche del martes en el mercado de regulación secundario eléctrico, en el que se registró una desviación de 1.295 euros/MWh y se llegó a 11.498 euros/MWh. Fuentes de la CNMC han señalado que esta desviación, registrada entre las 20:00 y pasadas las 21:00 horas del pasado martes, no ha tenido apenas impacto en el coste final para los consumidores, ya que este mercado representa el 0,8% del precio que pagan los usuarios.

En estos mercados participan las centrales que no casaron en el mercado diario: en el terciario, las que sean capaces de reaccionar en 15 minutos y garantizar la producción durante dos horas (a cambio de este mínimo técnico reciben una remuneración); en el secundario participan las plantas que renuncian a su producción óptima (el 100%) y funcionan en un nivel de carga intermedia (o banda) para poder bajar o subir la producción a petición del operador. A cambio, también recibe una compensación.

La razón última de este gran desvío está en una previsión insuficiente de la demanda realizada por el operador del sistema de la Red Eléctrica de España (REE), el lunes respecto al martes unos 1.000 MW más de la programada; la indisponibilidad de una central de ciclo combinado de 800 MW, según las mismas fuentes, la planta de Castelnou, de Engie, y el desvío de 1.500 MW de eólica programados el día anterior y que no funcionaron por falta de viento. A ello se une el mecanismo 'perverso' -añaden- de un mercado marginalista que admite ofertas desorbitadas en la convicción de que no van a casar.

Fuentes próximas a la REE, aseguran, sin embargo, que este incremento 'no afectará al común de los consumidores', porque existen 'unos causantes' de los desvíos que han disparado el precio que lo asumirán. Y es que esa demanda 'insuficiente' fue cubierta por una instalación cuya identidad se desconoce que habría reclamado el precio máximo en los mercados de ajustes. Unos cuantos megavatios (O,2) marcaron ese precio para cubrir los 3.000 desviados.

Según fuentes cercanas de la REE, las razones antes mencionadas 'condujeron a que la fijación de precios de los servicios de ajuste -el de regulación secundaria- que utiliza como referencia el precio de las ofertas del terciario no utilizadas, alcanzase el precio máximo de oferta'. En cuanto a quien sufraga el sobreprecio, serán los generadores que se desviaron y quienes consumieron más de lo que compraron, indica el operador.

El mercado mayorista de la electricidad funciona mediante subastas de energía por cada hora y de un día para otro al que acuden las distintas centrales eléctricas para cubrir la demanda prevista por REE. En el caso de que la demanda real resulte finalmente insuficiente y para casar en tiempo real la producción y el consumo, el operador del sistema dispone de sus propios mercados o servicios de ajuste: el de restricciones para resolver problemas de red; el de gestión de desvíos y los de regulación secundaria y terciaria o potencia de reserva a subir.

Hay quien critica el que en este mercado secundario el precio lo fije el sobrante de terciario, que se marca a través de una especie de subasta. Fuentes cercanas al Gobierno consideran que dada lo reducido del mismo sería un dispendio realizar otra subasta para este último. Estas mismas voces críticas se preguntan por qué el operador del sistema no utilizó el mecanismo de interrumpibilidad, por el cual, a las grandes instalaciones industriales les pueden cortar la electricidad por razones de garantía de suministro o para evitar subidas de precio.

Dejar un mensaje