Menu

Acumuladores de Agua

Un acumulador de agua caliente es un dispositivo diseñado para almacenar y, en algunos casos como los interacumuladores, calentar el agua para su uso en grifos, duchas y sistemas de calefacción. Es decir, se encarga de acumular y generar agua caliente sanitaria (ACS) para su uso residencial en las viviendas.

Los acumuladores de agua son esenciales para sistemas eficientes de agua caliente sanitaria, asegurando un suministro constante de agua a la temperatura adecuada. Compra en nuestro catálogo el mejor acumulador de agua según tus necesidades. Si quieres conocer las características, los tipos y su precio, ¡Sigue leyendo!

Acumulador de agua: Información básica

Un acumulador de agua es un dispositivo diseñado específicamente para calentar y almacenar agua destinada al uso sanitario. Estos acumuladores de agua sirven como depósitos térmicos que mantienen el ACS a una temperatura adecuada para su uso inmediato, garantizando el suministro constante de agua caliente cuando se necesita. 

Un acumulador de agua caliente suele estar conectado a un sistema de calefacción centralizado, como puede ser una caldera o un sistema de climatización mediante aerotermia. Son fundamentales en las instalaciones de ACS de cualquier hogar o edificio. Colocar un acumulador de agua caliente aumenta el confort de la vivienda al encargarse de un suministro constante de ACS para la higiene. 

icono bombilla Los acumuladores de agua contribuyen al ahorro de energía al evitar el desperdicio de agua fría mientras se espera que se caliente.

Acumulador de agua precios: ¿Cuál elegir?

El precio del acumulador de agua caliente variará en función de las características y prestaciones que ofrece cada uno. En el mercado hay disponibles tres tipos de acumuladores de agua que son los interacumuladores de ACS, los acumuladores de ACS y los depósitos de inercia.

Los interacumuladores de ACS. Además de acumular ACS también la calientan para su uso posterior, su precio es más elevado debido a sus prestaciones. Los precios se sitúan entre los 1.000€ hasta los 1.800€, dependiendo de la capacidad del tanque. 

Los acumuladores de ACS. A diferencia de los interacumuladores, estos no tienen serpentín en su interior, por lo que no generan ACS pero sí que son capaces de almacenarla para su uso posterior. El precio de este acumulador de agua ronda los 500€.

En los depósitos de inercia su funcionamiento es distinto: es un depósito de almacenamiento de agua, que se conecta a la instalación de la calefacción. La función principal de un depósito de inercia es la de alargar la vida útil de los otros dispositivos del sistema de calefacción, acumulando y suministrando agua caliente para su uso. Puedes encontrar depósitos de inercia en nuestra web por menos de 500€.

Comprar acumuladores de agua 

Es esencial elegir adecuadamente el tamaño y tipo de acumulador de agua caliente sanitaria (ACS) para garantizar una instalación que cumpla con los estándares de comodidad con un consumo energético mínimo. 

El acumulador de agua con intercambiador (interacumulador de ACS) es una de las mejores opciones, ya que cuenta con la capacidad de producir ACS a través de un intercambiador interno suministrado de manera exterior. El acumulador de agua caliente necesita de una caldera, únicamente de calefacción o un sistema de aerotermia ACS, para su funcionamiento. El precio de un acumulador de agua caliente con intercambiador es más elevado que un acumulador sin estratificación del ACS, pero el acumulador de agua con intercambiador se presta a una mayor eficiencia

AutoSolar ofrece una gama de acumuladores cada vez más eficientes en términos de aislamiento, así como una variedad de diseños con posibilidades de conexión que promueven su integración en futuras instalaciones con una clara orientación hacia la hibridación de sistemas, utilizando múltiples fuentes de energía renovable. 

Aparatos de acumulación de ACS: Especificaciones técnicas

Dependiendo del diseño y la capacidad, el acumulador de agua eléctrico puede estar equipado con serpentines (interacumuladores) o resistencias eléctricas para calentar el ACS. Además, puede contar con dispositivos de seguridad, como válvulas de alivio de presión y termostatos, para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente.

Además de esto, un acumulador de agua caliente puede variar en función del modelo y el fabricante. Cada uno presentará unas características que podrán influir en el precio final. Las características de los acumuladores de agua pueden ser:

Capacidad: Cada acumulador presenta una capacidad de su tanque distinta, que se adapta según las necesidades del hogar.

Aislamiento térmico: El acumulador de agua caliente está equipado con aislamiento térmico de alta calidad alrededor del tanque. 

Material del tanque: Para que el acumulador de agua eléctrico sea duradero, el interior del tanque suele estar fabricado con acero esmaltado o acero inoxidable. 

Serpentines o intercambadores de calor: Muchos acumuladores de agua están equipados con serpentines que permiten conectar el acumulador a una fuente de calor externa para calentar el agua.

Válvulas de seguridad: Los acumuladores de agua suelen incluir válvulas de seguridad para garantizar un funcionamiento seguro.

¿Cuáles son las ventajas de un acumulador ACS?

Optar por un acumulador de agua eléctrico para disfrutar de ACS en tu hogar es una opción excelente que ofrece una serie de beneficios:

Disponibilidad inmediata de ACS. Con acumuladores de agua en cualquier momento puedes disfrutar de ACS en tu hogar. El acumulador de agua tiene la capacidad de proporcionar agua caliente constante en el momento en el que el usuario desee realizar su consumo. Además, el caudal de agua que suministra el acumulador es generoso.

Temperatura constante de ACS. El acumulador de agua eléctrico proporciona ACS a la temperatura que se haya ajustado, por lo que el agua mantiene una temperatura constante con el caudal de agua demandado. 

Suministro de ACS en varios puntos de consumo. La temperatura del agua del acumulador de agua no se ve afectada en caso de que se produzca un auge en la demanda de ACS. Un buen dimensionamiento de la instalación del acumulador puede permitir el suministro de ACS desde varias duchas o puntos de la misma vivienda de forma simultánea.

Ahorro de energía. Gracias a la independencia del acumulador no es necesario que la caldera se encuentre en funcionamiento, por lo que se produce un ahorro de energía. Este aparato mantiene el ACS en el tiempo, lo que resulta más eficiente que calentar el agua cada vez que se vaya a consumir. 

Integración con otras fuentes de energía renovable. El acumulador puede funcionar en combinación con otros sistemas de climatización sostenibles, como podría ser un suelo radiante o un sistema de aerotermia. Además, es posible el uso simultáneo de ACS y de calefacción sin verse afectada la temperatura.

Diseño eficiente. Las características del acumulador favorecen la recirculación del agua aumentando el ahorro de energía. Del mismo modo, reduce las emisiones de gases contaminantes al economizar combustible. 

Estas son algunas de las ventajas de los dispositivos que acumulan ACS. Si estás pensando en instalar un acumulador de este tipo, en AutoSolar podemos ofrecerte asesoramiento personalizado para la compra del acumulador ideal para satisfacer las necesidades de tu hogar. 

¿Qué hay que saber sobre estos dispositivos?

El acumulador de agua caliente garantiza el suministro de agua en tu hogar al instante al disponer de un depósito para su consumo directo. El proceso de calentamiento del ACS se inicia con el llenado del depósito de agua fría. En el caso del interacumulador de agua, el serpentin situado en el interior del mismo dispositivo calienta el ACS que viene suministrada por la caldera. 

En cambio, los acumuladores de agua únicamente almacenan el ACS procedente de la caldera para su posterior consumo, es decir, su labor no es también la de producir ACS.

El agua con una temperatura más baja está situada en la parte baja y el agua con una temperatura más elevada sube. El agua del acumulador se calienta y gracias a su aislante térmico se mantiene a una temperatura elevada durante mucho tiempo. Esquema del funcionamiento del acumulador de agua caliente

Así es la instalación de estos aparatos

A la hora de instalar ACS el rendimiento está determinado por la eficiencia del generador (caldera o bomba de calor), la eficiencia del sistema de intercambio empleado (serpentín o intercambiador exterior) y la eficiencia del acumulador utilizado. 

La instalación de este tipo de acumulador es sencilla, pero siempre es recomendable contar con un profesional cualificado para realizar la instalación de una forma segura y eficiente. Estos son los pasos a seguir por el profesional para su instalación en el hogar:

Colocación del acumulador. La ubicación de este dispositivo es un aspecto muy importante a la hora de realizar la instalación del acumulador. Debe emplazarse en un lugar exento de humedad y próximo a la caldera. 

De este modo no se producen pérdidas de temperatura mediante las tuberías y se reducen las pérdidas de carga para garantizar el perfecto rendimiento del acumulador. Este dispositivo puede colocarse en el suelo, gracias su diseño.

Conexión con el circuito ACS. El instalador deberá atender a las instrucciones del fabricante para realizar una correcta conexión del acumulador. Es recomendable aislar las tuberías de agua para reducir al mínimo las pérdidas de calor. Antes de la instalación del acumulador, aconsejamos limpiar las tuberías para prevenir averías en un futuro.

Conexión eléctrica. Previamente a este paso es necesario desconectar el suministro eléctrico del hogar para una instalación segura. La conexión eléctrica del acumulador depende en gran medida de la marca y el modelo.

Regular la temperatura. El ACS puede salir a temperaturas muy elevadas, por lo que para no quemarse se debe instalar una válvula o termostato que controle la temperatura del ACS del acumulador. Esta válvula limita la temperatura del ACS a 60ºC y se coloca en el desagüe.

Revisión del sistema. Antes de poner en funcionamiento el acumulador se recomienda realizar una revisión de todas las conexiones, tanto las eléctricas como las sanitarias. Del mismo modo, la instalación debe estar llena de ACS, con el tanque y las tuberías limpias y el termostato regulado. 

Iniciar el sistema de acumulación de ACS. Para iniciar el funcionamiento se abre la llave de agua caliente para llenar el tanque de ACS y eliminar el aire interior. A continuación, se debe abrir la llave de llenado con las llaves de corte para llenar el tanque. La primera llave debe cerrarse cuando la corriente de ACS esté estabilizada y el aire haya salido.

La instalación debe ser la adecuada para proporcionar confort a la vivienda, es decir, con los tanques es posible cubrir el consumo potencial de ACS al almacenar agua caliente para su uso. Este componente es esencial para muchas instalaciones colectivas porque realizan consumos importantes de ACS. 

De nuevo, recalcamos que es mejor que la instalación de este sistema la realice personal cualificado para garantizar la durabilidad y la eficiencia del sistema de acumulación de ACS, así como la seguridad en el proceso. En AutoSolar contamos con un equipo profesional capacitado para la instalación de sistemas de acumulación de ACS.

Si tienes dudas acerca de estos dispositivos y quieres que te ayudemos a elegir el mejor sistema de acumulación de ACS contacta con AutoSolar. Nuestros expertos estudiarán tus necesidades y tu vivienda para aconsejarte y que empieces a disfrutar de agua caliente para siempre en tu hogar. ¡Estaremos encantados de ayudarte! 

 

 

Dejar un mensaje