Menu
17.03.2021

Autoconsumo colectivo

Autoconsumo colectivo

Qué es el autoconsumo compartido

Consiste en la generación de energía mediante una instalación fotovoltaica que se comparte y autoconsume por más de un usuario. Puede pertenecer a cualquiera de las modalidades que recoge el Real Decreto 244/2019:

- Autoconsumo compartido sin excedentes: no están conectadas a la red general, por lo que no genera ningún excedente gracias al sistema de antivertido.

- Autoconsumo compartido con excedentes no acogida a compensación, que permite que los excedentes se vendan en el mercado eléctrico. Para poder realizar esta venta es necesario que los titulares firmen un acuerdo de representación cona alguna comercializadora o se den de alta como productor en el Registro Administrativo de las Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica (RAIPRE).

- Autoconsumo compartido con excedentes acogido a compensación simplificada, es decir, se recibe un descuento en la factura de la luz al final de cada periodo.

Autoconsumo compartido en España

Un hecho significativo e importante a la hora de valorar la importancia del autoconsumo compartido en España es que el 66,5% de la población de nuestro país habita en bloques de pisos, lo que hace que sea el país europeo con el porcentaje más alto en este sentido. Dicha circunstancia, da aún más importancia a las instalaciones compartidas en el sector de la energía solar fotovoltaica.

En nuestro país han estado vetadas este tipo de instalaciones por culpa de la ley dictada en el año 2015, la que se conoce como 'impuesto al sol'. Hoy en día, y gracias a la existencia de la nueva legislación, se vaticina por los expertos un alto repunte de la cantidad de instalaciones de energía solar fotovoltaica en nuestro país.

Requisitos para pertenecer al autoconsumo compartido

- Los intervinientes deben estar conectados al mismo centro de transformación y la distribución de la energía debe ser de Baja Tensión.

- La distancia que debe haber entre la instalación y los intervinientes debe ser como máximo de 500 metros.

- La instalación y los participantes deben estar registrados en el mismo catastro.

¿Quién puede acogerse al autoconsumo compartido?

En primer lugar, puede instalarse autoconsumo compartido en viviendas o empresas y existen tres tipos:

- Instalación básica: la energía generada sirve para cubrir los gastos comunes: el ascensor, la puerta de garaje, la luz de la escalera...

- Instalación integral: Los vecinos que componen la totalidad de la comunidad son los beneficiarios de la instalación, tanto para el consumo de electricidad en sus viviendas como para el de las zonas comunes.

- Instalación flexible: cada propietario decide si quiere utilizar la instalación de autoconsumo en el momento de la instalación o en el futuro.

De cualquier forma, el autoconsumo colectivo es posible si el 75% de la comunidad está de acuerdo en llevar a cabo la instalación y se firme un acuerdo de reparto de cómo será la distribución.

En segundo lugar, el autoconsumo compartido en parques empresariales. Para ello será necesario cumplir los requisitos y firmar un acuerdo para fijar los coeficientes de reparto.

Por último, autoconsumo compartido en zonas residenciales. Dos casas unifamiliares, a menos de 500 metros, pueden producir y compartir energía cumpliendo los requisitos.

Beneficios del autoconsumo compartido

- Desembolso inicial reducido. Al tener varios participantes no es necesario duplicar algunos dispositivos como el inversor solar. Se aprovechan las economías de escala al compartir la instalación solar, es decir, se produce más energía a menor coste.

- Amortización corta: si una instalación tiene una amortización media de 6 años, el autoconsumo compartido puede amortizarse en 3-4 años.

- Más superficie disponible por lo que se podrá escoger mejor la ubicación para optimizar la producción fotovoltaica.

Si estás pensando en instalar autoconsumo en tu vivienda, no dudes en ponerte en contactocon nosotros, ¡estaremos encantados de atenderte!

Dejar un mensaje