Menu

Inversores Híbridos

Los inversores híbridos son aquellos que permiten el uso de la red eléctrica convencional y el uso de baterías, cuya corriente pasa de estar en corriente continua a corriente alterna gracias al inversor híbrido. Dotan de gran versatilidad a la instalación de una vivienda. Es por ello, que podemos decir que los inversores híbridos son el futuro de las instalaciones solares de autoconsumo con baterías.

Inversores híbridos

Qué son los inversores híbridos

Los inversores híbridos son aquellos que se usan en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo y su función principal reside en transformar la corriente continua en corriente alterna, al mismo tiempo que se encargan de almacenar y descargar la energía obtenida de sus placas solares en las baterías. Los inversores híbridos combinan la tecnología de la energía solar y la red eléctrica integrando de la mejor forma posible ambas fuentes de energía y dando prioridad a cada una según sus necesidades.

Este tipo de inversores es adecuado para instalaciones fotovoltaicas situadas en lugares donde no llega la red eléctrica o ésta es de muy baja calidad. El inversor híbrido aprovecha al máximo todos los recursos disponibles e intenta que el excedente de energía en la red eléctrica sea el menor posible y se acumule en baterías para que su consumo sea mucho más eficiente.

En AutoSolar puede encontrar los mejores inversores híbridos de fabricantes líderes en el sector como Ingeteam, Infinisolar y Fronius con potencias desde 3kW hasta 10 kW. Este tipo de inversor se adapta a los cambios de las normativas futuras ya que obtiene una mayor rentabilidad de la energía y elimina los picos de alto consumo que obstaculizan la correcta gestión de la red. El uso de la energía procedente de fuentes renovables es cada vez más frecuente y positiva para el futuro, si tiene alguna duda sobre nuestros inversores híbridos consúltenos.

Los inversores híbridos son los inversores solares más completos, capaces de gestionar la energía procedente de: paneles solares, baterías, eólica, la red eléctrica, grupos electrógenos, etc. Losinversores híbridos más demandados son aquellos que son capaces de gestionar la energía solar de los paneles solares, la de las baterías y la red eléctrica. De esta forma conseguiremos un sistema totalmente eficiente.

Mientras la producción solar sea suficiente, los consumos de la vivienda serán suministrados a través de los paneles solares, si la producción de los paneles no pudiera abastecer todos los consumos de la vivienda suministraremos dicha energía de las baterías y en el caso de no poder abastecer los consumos desde paneles y baterías usaremos la red eléctrica. En el caso de tener un excedente de energía proveniente de los paneles solares, esa energía es almacenada en las baterías. Y para hacer el sistema lo más eficiente posible, nunca se cargarán las baterías desde la red eléctrica.

A la hora de elegir el inversor correcto, habrá que tener en cuenta una serie de factores. Como por ejemplo: si lleva incorporado el vertido 0, o el tipo de batería que puede usar dicho inversor.

Características de los inversores híbridos

Los inversores híbridos han sido diseñados para trabajar con tensiones altas de baterías. En el mercado podemos encontrar modelos de inversores híbridos con tensiones desde 48V a 500V en función de las características del inversor híbrido. Generalmente este tipo de inversores híbridos trabajan con baterías GEL o Ion-Litio.

Modos de funcionamiento del inversor híbrido:

Modo aislado:

Únicamente existirá consumo de la red cuando las baterías no tengan carga y no haya generación solar. El kit solar solo funcionará en horas solares.

Modo back-up:

En este caso el inversor híbrido se conecta a la red cuando esta está presente, las baterías se mantienen cargadas, en flotación, y serán utilizadas si la red cae.

El inversor híbrido inyecta a la red los excedentes de la producción, estos sistemas absorben los picos de potencia de consumo de la red al mismo tiempo que permiten la reducción de la potencia contratada.

Modo autoconsumo:

Siempre tendrá prioridad el consumo directo de la energía solar que puede ser suministrado desde los paneles o también desde las baterías si se trata de un sistema con respaldo nocturno. El excedente podría recargar una bancada de baterías o inyectarse a la red. Dependiendo de la instalación también incorporaremos al inversor híbrido un accesorio antivertido.

Realizando un consumo centrado en las horas solares y acogiéndose a una tarificación se pueden lograr ahorros notables.

Modo soporte de red:

El inversor híbrido adaptará la potencia de salida de la instalación fotovoltaica marcando un valor predeterminado, de esta forma se mantendrá constante o también es posible controlar una rampa de variación de la potencia suministrada. Para lograr esto necesitaremos un controlador externo.

Los inversores híbridos o gestores de energía son el futuro de las instalaciones solares pues utilizan la energía solar de manera eficiente reduciendo el consumo de la red eléctrica, eliminan picos de potencia que ocasionan dificultades a la hora de gestionar la red. Al mismo tiempo el uso y desarrollo de baterías más eficientes de litio, incluso nuevas baterías que aun están en fase de investigación nos traerán un avance revolucionario en el campo de la energía en un periodo muy breve.

Dejar un mensaje