Menu

Legislación Autoconsumo Fotovoltaico

Legislación autoconsumo fotovoltaico Instalación autoconsumo fotovoltaico

Tras los últimos cambios en materia de autoconsumo con los Reales Decretos 15/2018 y 244/2019, se han dado unos cambios significativos en las instalaciones solares de autoconsumo que desde AutoSolar explicamos. En síntesis, se trata de las nuevas posibilidades de iluminar su casa con más facilidad (y menos coste). Recordará que a finales de 2015 se publicó el Real Decreto 900/2015 en el que se intentó penalizar a las instalaciones fotovoltaicas con el comúnmente conocido como Impuesto al Sol, reduciendo las ventajas del autoconsumo energético. Este Real Decreto fue derogado con una nueva normativa en la que se deja de penalizar económicamente a las instalaciones de autoconsumo eliminando por completo el ‘Impuesto al Sol’ como exigían desde Europa.

Actualmente, tras las modificaciones hechas por el Real Decreto Ley 244/2019, nos encontramos con la posibilidad de verter a la red eléctrica. Así, tenemos dos modalidades de autoconsumo conectadas a red: la modalidad de autoconsumo sin excedentes, para la que no se necesitan permisos de acceso y conexión, y la modalidad de autoconsumo con excedentes, que permite verter a la red eléctrica. En esta última solo son necesarios los permisos de acceso y conexión para las instalaciones que superen los 15kW, y dentro de esta tenemos dos tipos distintos de compensación por el excedente vertido a red. O bien se vende la energía excedentaria al mercado eléctrico (Pool), o también podemos acogernos a una compensación sencilla, con la que el precio del kilovatio será superior al Pool, con una subida acordada con la compañía comercializadora (Pool + X/kW).

Además, en estos Reales Decretos se abre la puerta a la posibilidad de un autoconsumo compartido en la que una misma instalación suministre energía a diferentes usuarios. Una vez se defina, este tipo de instalaciones será muy ventajosa para cualquier comunidad de vecinos que quiera reducir el consumo energético de la comunidad y de los propios vecinos.

Los recientes cambios en la legislación del autoconsumo fotovoltaico simplifican los trámites de legalización de las instalaciones. Anteriormente se debía solicitar punto de enganche a compañía, realizar proyecto, condicionantes técnicos, certificaciones, etc. y hacía que la legalización costase mucho tiempo y dinero. En la actualidad, los trámites se simplifican y la mayoría de instalaciones se legalizan con boletín conforme se cumple en el Reglamento En Baja Tensión y la burocracia es mucho más sencilla.

Además, el cambio en la legislación de autoconsumo fotovoltaico ha eliminado la limitación de no poder sobrepasar la potencia contratada en paneles solares. Es decir, que podemos instalar más vatios en paneles solares que la potencia que se tenga contratada pudiendo reducirla si lo consideramos adecuado.

En este apartado se explica con detalle cómo afecta a empresas y particulares el cambio del marco legal en este ámbito, así como las condiciones ideales y regulación vigente de autoconsumo. Además de aclarar las dudas más habituales que surgen al respecto.

Dejar un mensaje