Menu

Magnetotérmicos

Un magnetotérmico es un dispositivo muy utilizado que evita las sobrecargas y cortocircuitos en la instalación siempre que se sobrepasen los valores máximos fijados.

Magnetotérmico

Qué es un magnetotérmico

Un magnetotérmico es un un dispositivo capaz de interrumpir la corriente eléctrica de un circuito cuando ésta sobrepasa ciertos valores máximos. El funcionamiento del magnetotérmico se basa en dos de los efectos producidos por la circulación de corriente del circuito: el magnético y el térmico. Al igual que los fusibles, los interruptores magnetotérmicos protegen la instalación contra sobrecargas y cortocircuitos.

De acuerdo a las necesidades de la instalación será conveniente instalar un modelo magnetotérmico concreto, por lo que se recomienda que en el caso de no estar seguro del dispositivo necesario nos contacte, y nuestro equipo técnico le asesorará sin compromiso.

Qué protege un magnetotérmico

El interruptor termomagnético protege a la instalación contra sobrecargas y cortocircuitos; en tanto, los interruptores diferenciales contra las corrientes de fuga a tierra. Son dispositivos de protección del tipo térmico y magnético, es decir,protegen al sistema contra sobrecarga y cortocircuito, respectivamente.

La protección magnética que ofrece un magnetotérmico sirve para proteger la instalación ante cortocircuitos (contacto directo entre dos conductores de la instalación), ya que cuando tiene lugar uno de ellos la intensidad aumenta de forma brutal (en teoría se hace infinita) y la bobina a la que me refería antes entra en acción instantáneamente abriendo el circuito y cortando, por tanto, el paso de la corriente eléctrica.

Por otra parte, la protección térmica está encaminada sobre todo a proteger el cableado de la instalación, ya que se trata de una lámina bimetálica que se curva en mayor o menor medida en función de la cantidad de corriente que circule por ella. Esto es debido a que cuando por un conductor circula una corriente éste se calentará en función de la intensidad, de modo que si esta se mantiene durante unos instantes por encima de la nominal que soporta el interruptor, la lámina bimetálica se curvará más de la cuenta y abrirá el circuito eléctrico evitando que una corriente demasiado elevada pueda quemar los cables de la instalación eléctrica.

El sistema de protección térmica que incorpora un magnetotérmico se disparará en aquellos casos en los que se sobrepase el consumo máximo de la instalación eléctrica. Un caso típico de esto es cuando empezamos a poner en marcha varios electrodomésticos de cierto consumo (secador de pelo, aire acondicionado, vitrocerámica, microondas…) y en un momento determinado comprobamos que “se ha ido la luz”.

Cuando se dispara cualquiera de las dos protecciones que hay en un magnetotérmico debemos de corregir la situación que ha propiciado su activación y a continuación subir la palanca que posee para así rearmar el circuito. En caso de que la situación que ha provocado su disparo no se haya subsanado como medida de seguridad no será posible rearmar el automático.

Dejar un mensaje