Menu

Baterías

Las baterías solares son un componente clave en una instalación de placas solares que requiera de almacenamiento de la energía producida por los paneles solares. Esto permite consumir dicha energía posteriormente, logrando así una forma de autoconsumo. 

Las baterías para placas solares pueden utilizarse tanto en una instalación fotovoltaica aislada para generar nuestra propia energía aislados de la red, como en un kit de placas solares autoconsumo para ahorrar aún más en nuestra factura de luz.

En AutoSolar encontrarás baterías solares con diferentes voltajes (12V, 24V y 48V), que se adaptarán a las dimensiones de tu instalación. Además ofrecemos diferentes tipos: baterías AGM, baterías GEL, baterías estacionarias y baterías de litio.

Encuentra tus baterías para placas solares al mejor precio en AutoSolar. En nuestra web podrás encontrar baterías para placas solares de distintos tipos y aptas para todo tipo de instalaciones solares. Contáctanos y pide un presupuesto a medida.

Baterías Solares ¿Qué son?

Las baterías solares son dispositivos capaces de almacenar la energía que proviene de las placas solares en forma de energía química para producir energía eléctrica. En las baterías para placas solares este ciclo puede repetirse un determinado número de veces, por ejemplo, las de descargas profundas lo pueden repetir muchas veces.

icono bombilla Las baterías solares están destinadas a almacenar la energía que producen las placas solares para ser utilizada cuando sea necesaria. Estos acumuladores son ideales para el uso nocturno o cuando se producen fallos en la red eléctrica.

La transformación de energía se repetirá constantemente y dependerá del uso que se le dé, lo que marcará su vida útil. Una batería fotovoltaica que con un buen mantenimiento puede llegar a durar 15 años aproximadamente. Las baterías para placas solares deben tener energía acumulada para poder utilizarse y se mide en voltios.  

El principio de funcionamiento de las baterías solares se basa en el proceso químico de reducción-oxidación (redox). En este proceso uno de los componentes se oxida (pierde electrones) y el otro se reduce (gana electrones). De esta forma se entiende el proceso.

icono bombilla Para instalar placas solares hay que tener en cuenta si es necesaria o no baterías para placas solares en la instalación, así como dimensionar correctamente el sistema.

Normalmente un kit solar aislada suele ir con baterías solares para tener energía durante todo el día. El resto de kits, pueden llevar o no llevar baterías solares, dependiendo de las características de la instalación. 

En AutoSolar ofrecemos baterías para placas solares de mayor calidad y que mejor se adaptan a las necesidades del cliente. Contamos con una amplia variedad de baterías solares y de diversos tipos de placas solares. Están adaptadas para todo tipo de kits solares y con los precios más competitivos del mercado.

¿Qué precio tienen las baterías para placas solares?

El precio para la compra de una batería para placas solares depende de diferentes factores:

Voltaje. Dentro del sector fotovoltaico existen baterías solares de 6V, de 12V, de 24V y de 48V.
Tecnología. Baterías de plomo abierto, baterías de AGM, baterías de GEL, baterías estacionarias y baterías de litio. 
Dimensión. El tamaño de la instalación fotovoltaica determinará los tipos de baterías solares que se requieren.

A esto, se puede sumar el precio de un inversor cargador. Los inversores cargadores activan la función de cargador cuando la batería está a minimo de tensión. Son muy rentables ya que cumplen con una doble función: transforma la corriente continua en corriente alterna aprovechable para el uso doméstico y actúa como cargador de la batería. 

En AutoSolar encontrarás una oferta diversa de baterías solares elaboradas con los materiales de los fabricantes de más prestigio internacional, además cuentan con una garantía de funcionamiento.

Comprar baterías solares

Para seleccionar la batería solar adecuada, tienes que fijarte en el tipo (que puede ser plana o tubular) y su tecnología interna (que puede ser electrólito líquido o inmovilizado). También se debe dimensionar, es decir, determinar tanto el número de celdas como la capacidad de ellas.

Si ya sabemos que queremos comprar baterías para placas solares y queremos sacarle el mayor rendimiento a nuestro kit solar autoconsumo se debe tener en cuenta:

Uso. Se deberá determinar el uso que se le quiere dar a las baterías solares. Puede tratarse de un uso diario o esporádico en función del tipo de residencia. También se debe tener en cuenta si estas baterías para placas solares será fija o portátil.

Precio baterías solares. Otro factor a tener en cuenta es el precio de la batería fotovoltaica. Los precios pueden oscilar entre 200€ para baterías solares AGM y 10.000€ para baterías solares de litio. Pese a que las de litio puedan ser caras,  por su rendimiento se consideran las mejores baterías para placas solares.

La aplicación. Para determinar si se requiere una baterías solares monoblock, de plomo abierto, estacionaria o de litio.

La ubicación física. Para saber si se podrá o no realizar mantenimiento periódico de las baterías para placas solares.

Las condiciones ambientales. Para determinar la temperatura y ventilación disponible, teniendo en cuenta que las baterías solares monoblock no emiten gases ni requieren mantenimiento.

El mantenimiento. Un factor muy importante es el mantenimiento de las baterías para placas solares. Se deberá elegir el tipo y modelo de batería solar en función del mantenimiento que se le vaya a hacer. En caso de no querer hacer mantenimiento, elegir aquella batería fotovoltaica que no necesite.

La recarga. En este momento las condiciones de la recarga de las baterías solares deben ser óptimas.

Otros aspectos que hay que tener en cuenta para comprar baterías para placas solares es realizar un buen dimensionamiento. Los parámetros a medir son:

La tensión nominal y límites de tensión compatibles con el equipo o sistema de alimentación.
Corriente o potencia de descarga.
Duración de la corriente o potencia de descarga.
Temperatura promedio de dónde se van a instalar.

Un aspecto importante para poder dimensionar bien nuestra instalación es seleccionar correctamente la tensión de las baterías solares. De este modo, se consigue alargar la vida útil lo máximo posible.

El cálculo de la tensión correcta debe realizarse en función del consumo energético de la vivienda. Antes se debe tener en cuenta los consumos de la vivienda con los Wh que consume al día. Para ello, es necesario hacer una prueba para comprobar cuál será la tensión correcta para nuestra instalación fotovoltaica.

Cálculo de la tensión de las baterías solares: Caso de consumo de 3200 Wh/día 

Por ejemplo, teniendo unos consumos de unos 3200 Wh/día, vamos probando baterías solares con las diferentes tensiones posibles.

Estos 3200Wh/día se dividen entre la tensión que se requiere. A continuación se debe multiplicar el resultado por 2, para que las baterías solares no se descarguen a más de la mitad. El resultado obtenido se debe multiplicar de nuevo por 2 para obtener el valor correspondiente a 2 días de autonomía.

icono bombilla Para un sistema a 12V: 3200/12= 266.67 x 2 = 533.33 x 2 = 1066.67 Ah

Visto esto nos damos cuenta que nos sale una capacidad muy elevada.

Para un sistema a 24V: 3200/24= 133.33 x 2= 266.66 x 2= 533.33 Ah

Esta capacidad para un kit solar aislada de estas características es una capacidad acorde.

Para un sistema a 48V: 3200/48 = 66.67 x 2 = 133.33 x 2 = 266.66 Ah

En esta última opción aunque se reduzca la capacidad de las baterías solares, puede que sea incluso demasiado. Con el sistema a 24V podemos funcionar bien y se reducirá la inversión necesaria.

Analizando estos puntos con unos consumos como los que se han planteado, solo se seleccionará la opción de 12V si los consumos trabajan a este voltaje. La opción más adecuada para esta instalación de 3200 Wh/día es una tensión de baterías solares de 24V, ya que la de 48V es demasiado. La tensión de 48V sería interesante si se prevé una ampliación de la instalación.

Baterías para placas solares ¿Cuáles son las mejores?

Dependiendo de las necesidades de cada instalación, se necesitará un tipo de baterías solares u otros. Se deberán valorar aspectos como el tamaño de la instalación, el precio, su uso, la ubicación… 

Dentro del catálogo de baterías solares podemos encontrar: Baterías AGM, baterías de GEL, baterías estacionarias y baterías de litio.

Las baterías AGM no presentan mantenimiento ni desprenden gases tóxicos ya que el electrolito va sellado entre capas de fibra de vidrio lo que además la convierte en una batería para placas solares resistente a derrames y permiten la colocación adaptativa al espacio disponible. En definitiva, son unas de las más populares del sector fotovoltaico debido a su calidad, precio y rendimiento.

Las baterías GEL son las recomendables para instalaciones de tamaño pequeño y mediano. Se caracterizan por su durabilidad y elevada garantía. Estos acumuladores pueden llegar a aproximadamente 800 ciclos de vida realizando descargas de hasta el 70%.

Las baterías estacionarias son una excelente opción para las instalaciones solares más exigentes debido a su gran durabilidad y su larga vida útil. Sus competitivas características técnicas como la disposición de una amplia gama con una gran relación capacidad-precio frente a otras tecnologías.

Las baterías de litio tienen varias ventajas. Cuentan con una mayor vida útil, ofrecen una mayor densidad energética, por lo que en un menor espacio se obtiene mayor autonomía y además se caracterizan por realizar el proceso de carga mucho más rápido.

A modo resumen, si nos centraremos en la calidad de los acumuladores fotovoltaicos y sus aplicaciones para placas solares para casa, los acumuladores solares de litio son los que mejor rendimiento ofrecen. Su rendimiento a la hora de acumular la energía generada por las placas solares es muy alto.

Por otro lado, es cierto que al ser las que mejor rendimiento ofrecen tienen un precio mayor, pero ofrecen beneficios inalcanzables para las demás.

Ocupan hasta un 70% menos de espacio que otros tipos de batería para placas solares.
Son bastante ligeras.
Se cargan rápidamente.
No tienen efecto memoria y, por tanto, no pierden capacidad de carga con el paso del tiempo.
No necesitan mantenimiento alguno durante toda su vida útil, la cual ronda los 10 años. Por ejemplo, los acumuladores solares de plomo-ácido son más baratas, pero requieren controlar la densidad del electrolito, por ejemplo.
Resultan mucho menos contaminantes que las demás.

Por todos estos motivos, se podría decir que las mejores opciones de batería fotovoltaica son los acumuladores de litio. En definitiva, dependiendo de las características de nuestro kit placas solares elegiremos unos acumuladores solares u otros. 

¿Cómo funciona una batería?

El funcionamiento de los acumuladores solares se basa en proceso de captación de energía, almacenamiento de la misma y uso, que está detallado a continuación:

  1. Captación de la radiación solar. La radiación del sol llega a los paneles solares.
  2. Generación de energía. Durante las horas de sol, gracias a la radiación del sol, los paneles solares generan energía para que la vivienda pueda hacer uso de sus consumos.
  3. Almacenamiento de la energía. Acumulan los excedentes de energía que se producen en los paneles para su posterior uso.
  4. Uso de la energía almacenada en los acumuladores solares. Durante la noche o cuando está nublado o llueve, se utiliza la energía almacenada para funcionar. Con un kit solar híbrido, la energía almacenada podrá consumirse o podrá verterse a la red eléctrica en función de la demanda energética de cada residencia 

Instalación de los acumuladores solares

Cuando realicemos una instalación de placas solares con acumuladores solares, debemos saber dónde los vamos a ubicar. Ya que esto determinará parte del buen funcionamiento de los acumuladores solares.

Una vez conozcamos las características de los acumuladores solares que hemos adquirido, podremos acondicionar el espacio donde los almacenaremos. El espacio de los acumuladores solares debe protegerlos de condiciones adversas que afecten al funcionamiento de los acumuladores solares. Con esto, nos referimos a que los acumuladores solares:

No deben estar expuestos directamente al sol, a altas temperaturas o a la humedad, al polvo y a la suciedad de forma excesiva. 
Además, la ventilación debe ser correcta para prevenir posibles sobrecalentamientos. 
Hay que respetar una mínima distancia entre los acumuladores solares.
Por último, el espacio donde almacenemos los acumuladores solares debe de ser accesible para el mantenimiento.

Una vez estén los acumuladores solares en su espacio de almacenamiento, hay que proceder a su conexión. Los instaladores decidirán cual es el tipo de conexión de los acumuladores solares que más le conviene y se podrá realizar una conexión en serie o en paralelo. 

Luego se realizará la conexión de los acumuladores solares al inversor, por lo que, en ese momento, la instalación ya estaría funcionando. Por último, simplemente habría que realizar una serie de comprobaciones, la configuración y la programación de la gestión de la energía. 

Mantenimiento de los acumuladores fotovoltaicos

Salvo los acumuladores solares de litio, las AGM y las estacionarias OPzV, el resto de los acumuladores solares necesitan un buen mantenimiento para poder cumplir con los plazos de vida útil que utiliza el fabricante.

Evitar su exposición a altas temperaturas. Durante su funcionamiento la temperatura aumenta significativamente, por lo que deben instalarse en una superficie plana donde no se exponga a altas temperaturas ni a la radiación directa del sol. Así, se evitarán daños por exceso de calor. Las altas temperaturas aceleran la corrosión de las rejillas de los acumuladores solares y la degradación de los materiales activos mientras su rendimiento aumenta significativamente.

Cuando los acumuladores experimentan bajas temperaturas, la capacidad de entregar corriente disminuye pero la vida útil aumenta. Esto se debe a que todos los procesos de corrosión interna se hacen más lentos.

  ❌ Aproximadamente por cada 10ºC de aumento de la temperatura ambiente por encima de la de referencia, la vida útil de los acumuladores solares se reduce a la mitad. Es decir, los acumuladores solares que tienen cinco años de duración a 25ºC, solo durará 30 meses si la temperatura en el ambiente es de 35ºC. 

Respetar las aplicaciones de uso, los parámetros de cargas y descargas, el mantenimiento y utilización hace que dure el tiempo que el fabricante estima. Si esto no ocurre la vida útil se suele reducir drásticamente.

Toda degradación acelerada, que reduzca drásticamente los ciclos de vida o una mala aplicación, de los acumuladores solares no será cubierta por la garantía del fabricante. Para optimizar la vida útil se recomienda que la batería siempre esté por encima del 70% de carga.

Nueva normativa de estos dispositivos

Con la última actualización a nivel normativo de la Unión Europea con respecto al reglamento que atañe a los acumuladores y pilas, presenta algunas novedades que cabe mencionar. Estos cambios se han elaborado con el fin de mejorar y reducir los impactos que tienen estos dispositivos en el medio ambiente. 

De acuerdo con la información contenida en el texto aprobado por el Parlamento Europeo, el propósito de este Reglamento es prevenir y disminuir los impactos negativos en el medio ambiente. Además, busca establecer una cadena de valor segura y sostenible, considerando aspectos como la huella de carbono asociada a la fabricación, el abastecimiento ético de materias primas, la seguridad del suministro, y promoviendo la reutilización, el reciclaje y la reutilización. 

Con todo esto, se pretende mejorar en los siguientes aspectos:

Sostenibilidad: Se busca mejorar la sostenibilidad de estos dispositivos desde la obtención de las materias primas hasta la fabricación y el reciclaje.
Eficiencia energética: Con este nuevo reglamento se busca establecer unos estándares para promover tecnologías más eficientes y menos contaminantes.
Gestión de residuos: Las nuevas normativas permitirán una gestión más adecuada de los dispositivos al final de su vida útil; de esta forma se fomentará la reutilización y el reciclaje. 
Seguridad: Establecer estándares de seguridad con el objetivo de minimizar los riesgos asociados con su uso y fabricación.
Etiquetado: Implementar requisitos de etiquetado claro para informar a los consumidores sobre la composición de estos dispositivos y sus características medioambientales.
Dejar un mensaje